fbpx

Test drive: Nissan Sentra, con la seguridad como bandera

Los años pasan rápido en materia tecnológica y las exigencias de los usuarios crecen; por eso, el renovado sedán de la marca japonesa incorpora control electrónico de estabilidad y un nuevo sistema de infotainment, sin alterar su estética elegante y la eficiente mecánica

Test drive: Nissan Sentra, con la seguridad como bandera | Garantia Plus

esde que los vehículos utilitarios deportivos (SUV, por Sport Utility Vehicle) comenzaron su arrollador avance en todos los segmentos del mercado, otros tipos de siluetas pagaron las consecuencias con caídas en sus ventas. Por su tamaño y características, que los ponía en enfrentamiento directo con los recién llegados (más versátiles y aspiracionales), entre los principales damnificados quedaron los sedanes medianos que, antes de la aparición de los SUV, eran los vehículos familiares urbanos por excelencia en el nivel mundial.

En el mercado norteamericano, en el que los sedanes medianos eran amos y señores, en 2009 los autos todavía estaban, apenas, por arriba de los SUV y las pickups (5,402 millones contra 5,001). No lo volverían a estar: poco a poco los utilitarios fueron ampliando la brecha hasta que en 2018, entre SUV y pickups se vendieron 11,91 millones de unidades contra 5,304 autos. La tendencia fue y es similar en todo el mundo.

Sin embargo, hay fabricantes, en especial los japoneses, que siguen creyendo en los automóviles, sobre todo en los sedanes. Es el caso de Nissan, que ofrece en nuestro país con esta silueta su modelo mediano Sentra y también el 100% eléctrico Leaf.

Probamos el Nissan Sentra Exclusive (tope de la gama que también constituyen las versiones Advance y SR), cuya estética y mecánica responden al último restyling que se le hizo al modelo (otorgándole una mayor elegancia y fluidez al diseño), que llegó a la Argentina a fines de 2016. Sin embargo, este modelo que tenemos hoy en nuestro mercado introduce un elemento de seguridad activa que se le reclamaba: el control de estabilidad (y tracción) como equipamiento de serie.

No es un detalle menor. Muchas veces damos por descontado que todo el mundo sabe qué es el ESP (Electronic Stability Program) o VDC (por Vehicle Dynamic Control, como lo llama la marca japonesa), que ayuda al conductor a tener el vehículo bajo control mediante el continuo monitoreo de varios parámetros (aceleración, velocidad de giro de las ruedas y otros); así, este programa frena selectivamente cada rueda que puede derrapar, permitiendo mantener el dominio del vehículo. Este VDC se suma a la alerta de punto ciego, que el Sentra ya ofrecía, que es un asistente que nos avisa con una luz parpadeante en el retrovisor derecho si hay algún vehículo (en especial, motos) muy cerca de nuestro guardabarro posterior de ese lateral.

En estos últimos años además hubo concretos avances en tecnología, por lo que este nuevo Sentra también se puso al día en ese rubro, incorporando el nuevo sistema de infotainment Nissan Connect, que agrupa las funciones de navegación, entretenimiento e información, más conexión con los smartphones. El conjunto está integrado por una pantalla táctil de 7″ de alta resolución (la anterior era muy pequeña), puerto USB, entrada auxiliar, radio AM/FM, sistema de audio Bose de 8 parlantes, conexión a internet mediante wifi, Bluetooth con comandos de voz integrados y compatibilidad con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto. La pantalla sirve de monitor además para las imágenes generadas por la cámara de retroceso. Todo el conjunto es más veloz, intuitivo y completo que el precedente.

Como se dijo, la mecánica no varió. Este Nissan Sentra está equipado con el veterano motor naftero MRA8DE de 4 cilindros en línea 1.8 L con sistema de regulación variable de las válvulas (CVTCS), que entrega una potencia de 131 CV a 6000 rpm (es el menos potente del segmento de los sedanes medianos) y un torque de 173 Nm (17,7 kgm) a 3600 rpm. Está integrado a la caja de velocidades automática Xtronic del tipo CVT (transmisión variable continua) que, como se sabe, ofrece un andar muy suave (porque no hay pases de cambios), pero que no se caracterizan por su rapidez de respuesta al presionar el acelerador. Así, requiere de 10,7 s para pasar de 0 a 100 km/h, 17,9 s para el cuarto de milla (0-400 m), 32,4 s para el kilómetro y 8,5 s para recuperar de 80 a 120 km/h. Sin embargo, a diferencia de otras mecánicas con caja CVT, la del Nissan resulta muy eficiente: consume 10,2 L/100 km en ciudad y muy buenos 7,4 L/100 km a 120 km/h.

El trabajo de las suspensiones es excelente, brindando muy buen confort de marcha urbano y también un comportamiento dinámico previsible y sin vicios en la ruta. La dirección con asistencia eléctrica es cómoda y de óptimo funcionamiento, lo que suma a la agilidad. Frena con suficiencia, pero las distancias (100 km/h a 0 en 43 m) son un poco largas.

La habitabilidad es uno de los puntos fuertes del Sentra: muy confortable posición de manejo, amplio espacio para que cuatro adultos viajen comodísimos (tiene 2,7 m de distancia entre ejes), más un baúl de 503 L de capacidad (entre los mayores del segmento) hacen que este Nissan sea placentero y con muchas virtudes para los usuarios familiares.

El interior tiene un diseño sobrio y se destaca por la calidad de los materiales y las terminaciones, que se conjugan con un alto equipamiento de confort y seguridad con climatizador bizona, control de velocidad de crucero, techo solar, anclajes Isofix y más. Precio: $1.686.100.

Por: Gabriel Tomich

24 abril, 2020

NewsGP

Compartir en: