Test drive: MINI Cooper S Countryman, tan picante como versátil

La versión SUV del exitoso modelo de la marca británica responde con exactitud a las premisas con las que fue concebido: combinar las prestaciones del hatchback clásico con el confort de los crossover

Test drive: MINI Cooper S Countryman, tan picante como versátil | Garantia Plus

La historia es conocida. A principios de este siglo varias marcas europeas y americanas vieron una oportunidad en “resucitar” antiguos, legendarios y populares modelos, pero adaptados al siglo XXI. Así, surgieron el New Beetle de Volkswagen, el Fiat 500, el Chrysler PT Cruiser (que tomaba la idea retro aunque sin replicar un modelo anterior) y, claro, quizás el más logrado de todos: el MINI, que se lanzó en 2001, diseñado por Frank Stephenson, ya bajo la órbita de BMW, y que se instaló con éxito entre los hatchbacks premium.

Pero llegó la arrolladora ola y demanda de los SUV. Y el MINI se acopló a ella. ¿Cómo? Con el Countryman, que en 2011 propuso un MINI con todas las prestaciones y sensaciones de manejo del hatch (estilo karting), pero con la practicidad de una carrocería más larga, con cuatro puertas, más despeje del piso, un gran portón trasero, un baúl de mayores dimensiones e incluso versiones con tracción integral (4×4). El MINI se transformó en un SUV (que en BMW llaman Sport Activity Vehicle), destinado no solo a la diversión sino también al transporte familiar, y que incluso sirvió de base para los MINI que aún hoy corren el exigente rally-raid Dakar.

Una de las características esenciales del MINI Countryman es su notable habitabilidad

A fines de 2021 llegó a nuestro país la última generación del MINI Countryman, con renovación estética (sutil) y mayor equipamiento, que está compuesta por tres versiones: Cooper Countryman (3 cilindros y 136 CV), Cooper S Countryman (que probamos) y el tope de gama John Cooper Works (JCW) Countryman. Este último, el único con tracción integral All4 y motor 2.0 L con 306 CV de potencia, mientras que los otros dos cuentan con tracción delantera.

Dimensiones y capacidades

  • Largo: 4,297 m
  • Ancho: 1,822 m
  • Alto: 1,559 m
  • Distancia entre ejes: 2,67 m
  • Capacidad del baúl: 450 L
  • Capacidad del tanque: 51 L
  • Peso: 1430 kg

El MINI Cooper S Countryman, la versión intermedia, está equipado con el mismo motor del JCW, un 4 cilindros en línea naftero con turbocompresor, pero que en este caso entrega una potencia de 192 CV entre 5000 y 6500 rpm y un torque de 280 Nm (28,6 kgm) desde bajísimas 1350 vueltas hasta las 4600. Estas características, más la rapidísima y muy eficiente caja de velocidades automática Steptronic de doble embrague y 7 marchas (con grandes levas en el volante para manejarla también en forma manual-secuencial), hacen que este MINI responda con rapidez al acelerador en Sport (tiene además del normal, un tercer modo Green). Así, pasa de 0 a 100 km/h en 7,8 s; de 0 a 400 m en 15,7 s; de 0 a 1000 m en 28,6 s y recupere de 80 a 120 km/h en 5,3 segundos. Todo con un consumo bien ajustado: 10 L/100 km en ciudad y 8,4 L/100 km en ruta a 120 km/h.

Mecánica

  • Motor: naftero turbo
  • Cilindros: 4 en línea
  • Cilindrada (cc): 1998
  • Compresión: 11:1
  • Válvulas: 16
  • Potencia: 192 CV entre 5000 y 6500 rpm
  • Par (kgm/rpm): 28,6/1350
  • Caja: automática de 7 marchas
  • Tracción: delantera

Precisamente en la ruta y la autopista es donde más cómodo se siente este MINI Countryman, que tiene un reglaje de suspensiones firme (como todos los MINI) que hacen que doble como un tren, siempre bien apoyado y fiel a las trayectorias, pero que a la vez no sea tan cómodo a baja velocidad en los desparejos urbanos, donde también hay que tener en cuenta el bajo perfil de los neumáticos runflat 225/50 R18 (ojo, mejor no tener problemas porque no tiene auxilio). Igual pasa con la dirección eléctrica, con una asistencia más adecuada para la velocidad que para las maniobras en marcha lenta; además, cuenta con asistente de cambio involuntario de carril, que actúa de inmediato haciendo vibrar el volante. Con discos ventilados adelante y sólidos atrás (además de la electrónica del ABS/ESP) frena con mucha solvencia; de 100 km/h a 0 requiere unos 41 metros.

Gran habitabilidad

El diseño exterior es tan atractivo como siempre; los diseñadores resolvieron muy bien la transformación de hatchback a crossover sin perder la esencia del modelo y este 2021 incluye fenders de pasarruedas y elementos en el techo todos negros, que se combinan muy bien con las listas pintadas en el capot. Lo mismo se traslada al interior, donde la moderna pantalla táctil de 8,8″ rectangular en este caso está enmarcada, junto con otros comandos, dentro de un gran panel circular, que guarda la leyenda del velocímetro original en el medio del torpedo de antaño. El instrumental es 100% digital, de fácil lectura y abundante información, y la posición de manejo, de tono bastante deportivo más que erguida al estilo SUV, se ajusta con facilidad por las múltiples regulaciones de la butaca con cojín delantero deslizable y ajustes manuales. En suma, un entorno de conducción generoso para hacer muchos kilómetros sin cansarse.

En el interior, entre moderno y retro, puede modificarse la iluminación ambiental y está dotado de un alto nivel de equipamiento

Así como conserva los bríos del MINI en las prestaciones, este Countryman también cumple con el segundo mandato con el que fue concebido en 2011: ofrece una gran habitabilidad interior, con asientos traseros rebatibles 40/20/40, con gran espacio para piernas y cabezas, y un baúl de buenos 450 litros de formato cuadrado, que se aprovecha muy bien para cargar varios bolsos y otros objetos. Esto, más su andar en la ruta, lo hacen un crossover muy adecuado para viajar en familia o con amigos.

Para acentuar esta tendencia práctica, el modelo tiene un gran equipamiento de seguridad, que incluye control de crucero y aviso de colisión con función de frenado, asistente de estacionamiento en paralelo, 6 airbags, anclajes Isofix y más. También de confort: multimedia completo con GPS nativo, conexión con Android Auto y CarPlay, audio Harman Kardon, climatizador automático bizona, gran techo panorámico con apertura en la parte delantera, portón eléctrico y mucho más. Precio: US$67.900.

Fuente: Por Gabriel Tomich – para La Nación

21 enero, 2022

NewsGP

Compartir en: