Test drive: el Toyota Corolla Cross Híbrido, la eficiencia como estandarte

A los atributos de confort y confiabilidad típicos de la marca, esta versión suma una mecánica muy rendidora que lo convierte en un SUV urbano por excelencia

Test drive: el Toyota Corolla Cross Híbrido, la eficiencia como estandarte | Garantia Plus

Hace más de una década que Toyota decidió apostar fuerte a nivel regional por mecánicas más amigables con el medio ambiente. El primer paso lo dio en 2009 cuando introdujo aquí el Prius, el pionero entre los vehículos con tecnología híbrida que se vendió en nuestro país. Pero la avanzada fuerte comenzó en 2019, cuando en julio presentó la versión híbrida del RAV4; siguió en noviembre de ese año cuando sumó a su catálogo la misma variante de su exitosísimo sedán Corolla (el auto más vendido del mundo) y algunas semanas más tarde lanzó el sport utility chico C-HR con esas características mecánicas. Ahora le llegó el turno a su modelo más reciente, el Corolla Cross, el SUV mediano que se produce en Brasil y que se ofrece en tres niveles de equipamientos, cinco versiones y dos tipos de mecánica: la naftera 2.0 convencional y, precisamente, la 1.8 híbrida, que fue la que probamos en la versión tope de gama HV SEG.

Este Corolla Cross tiene, además, una bienvenida particularidad: es el primer SUV híbrido auto recargable fabricado en América Latina, lo que habla a las claras de que lo de Toyota no es solo una apuesta sino una política muy concreta y real.

Bien al estilo de la firma japonesa, la silueta es sobria y atractiva, con proporciones armónicas y líneas que transmiten solidez y robustez, dos claros sellos de la marca. No hay grandes lujos estilísticos pero sí algunos detalles que le otorgan cierta deportividad (fenders en plástico negro en paragolpes, laterales de las puertas y guardabarros) y también elegancia (se nota en los cromados de los marcos de las ventanillas y en el borde de la gran parrilla que se integra con el paragolpes y con la grilla inferior). Asimismo, resaltan los estilizados faros delanteros con luces full LED, las llantas de aleación de 18″ que calzan neumáticos 215/50 R18″ y las luces traseras que integran los laterales con la tapa del baúl.

Largo: 4,46 m
Ancho: 1,825 m
Alto: 1,62 m
Distancia entre ejes: 2,64 m
Capacidad del baúl: 440 L
Capacidad del tanque: 36 L
Peso: 1430 kg

Al compartir plataforma con el sedán, las medidas son casi idénticas (es un poco más corto, pero más ancho y alto). Eso se traduce en dimensiones bien generosas que repercuten directamente en la habitabilidad, un punto en el que destaca: cuatro adultos pueden viajar con mucha comodidad y en las plazas traseras (reclinables y tapizadas en cuero natural ecológico) cuentan con salida de aire acondicionado y dos conectores USB. A eso le suma un baúl con buenos 440 L que casi pueden duplicarse cuando se rebaten los asientos traseros.

La butaca del conductor con regulación eléctrica y la columna de dirección que se puede acomodar en altura y profundidad permiten que encontrar la posición de manejo sea muy sencillo. También ofrece un tablero completamente digital de fácil lectura y con una enorme cantidad de datos.

Tampoco hay en el interior grandes lujos, y muestra una correcta calidad de materiales y terminaciones. Sí ofrece un equipamiento completo: pantalla táctil de 8″ con conexión por Bluetooth y compatible con Android Auto y Apple CarPlay, GPS, TV Digital, sensores de estacionamiento traseros y delanteros, cámara de retroceso, encendido automático de limpiaparabrisas, climatizador bizona y demás.

Al amplio surtido de elementos de seguridad (7 airbags, frenos con ABS y EBD, controles de estabilidad y de tracción, asistentes de arranque en pendiente, alerta de punto ciego y de tráfico trasero y otros), agrega el paquete de seguridad activa denominado Toyota Safety Sense, que incluye varias ayudas a la conducción, como los sistemas de precolisión frontal, de alerta de cambio de carril, de asistencia para mantenimiento de carril, de luces altas automáticas y de alerta de vaivén, además de control de velocidad crucero adaptativo, con lo cual se convierte en uno de los más completos del segmento.

Bien al estilo Toyota, no hay estridencias en el interior, pero sí mucho equipamiento

Para la mecánica se optó por la misma que ya ofrecen el Prius y el C-HR: un motor naftero 1.8 L de 4 cilindros de ciclo Atkinson que entrega 98 CV a 5200 rpm y 14,5 kgm a 3600 rpm, junto a otro eléctrico de 72 CV, que cuando trabajan en conjunto ofrecen 122 CV a 5200 rpm. Se asocian a una caja automática del tipo eCVT (de variador continuo controlada electrónicamente) y la tracción es delantera.

Motor atmosférico: naftero tipo Atkinson
Cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1798 cc
Potencia: 98 CV a 5200 rpm
Par: 15,5 kgm a 3600 rpm
Motor eléctrico: de 600 V
Potencia: 72 CV
Potencia combinada: 122 CV a 5200 rpm
Caja: automática de variador continuo eCVT
Tracción: delantera

El conjunto fue pensado claramente para priorizar el consumo antes que la performance. Si bien trabajan muy bien (no hay tironeos cuando se pasa de un motor a otro), se siente un tanto lento en reacción cuando se lo exige desde abajo (los 122 CV se quedan un poco cortos), pero lo compensa en alta gracias al buen torque (los sobrepasos se pueden hacer con confianza y seguridad). Además, en ruta se lo siente trabajando muy alto de revoluciones.

Los números son correctos: necesita 11,5 s para acelerar de 0 a 100 km/h y 9 s para recuperar de 80 a 120 km/h; alcanza una velocidad máxima de 179 km/h. Eso sí: los consumos son realmente fabulosos, con 5,5 L/100 km en ciudad y 8 L/100 km en ruta a 120 km/h (la autonomía está un poco reducida por el tanque de 36 L).

Estamos ante un SUV urbano, con lo cual se deduce rápidamente que el tránsito es donde mejor se desenvuelve: es ágil, cómodo y silencioso (trabaja mucho el propulsor eléctrico), aunque puede resultar un poco duro cuando se trata de transitar por calles en mal estado (esto, porque en la parte trasera no cuenta con suspensión independiente). No desentona en la ruta, donde muestra un andar muy aplomado y confortable, aunque como consecuencia de lo forzado que marcha el motor cuando se maneja arriba de los 120 km/h parte del ruido llega a la cabina. No llega a ser molesto, pero sí se siente.

Este Corolla Cross Híbrido tiene un precio de $4.012.000.

Por Diego Cúneo – Para La Nación

18 junio, 2021

NewsGP

Compartir en: