fbpx

Test drive: Chevrolet Cruze Premier, como estar en casa

El mediano de la marca del moño suma wifi de serie, más equipamiento de seguridad y mejor habitabilidad a sus conocidas cualidades de confort, tecnología y mecánica eficiente

Test drive: Chevrolet Cruze Premier, como estar en casa | Garantia Plus

El avance de los utilitarios deportivos (SUV) en todos los mercados es incuestionable. Más allá de los méritos y el suceso comercial de éstos, es una verdadera pena que dicho éxito se sustente a expensas, en buena parte, de los sedanes medianos y grandes.

Porque nada más confortable que una buena berlina, con suspensiones mullidas, gran equipamiento, tecnología y mecánica ágil para moverse en el tránsito urbano y disfrutar de la ruta.

Todo esto y más (como ya veremos) lo ofrece el nuevo Chevrolet Cruze Premier sedán, que se produce con un alto nivel de calidad en la planta que GM tiene en Rosario. Un centro industrial de alto nivel con módulos de producción (prensas, pintura, ensamblado, etcétera) modernos, eficientes y de gran calidad para fabricar modelos de categoría global.

El Chevrolet Cruze Premier, el tope de la familia del mediano nacional de GM, tiene un ligero restyling que le cae muy bien: la nueva parrilla frontal grande y con barras cromadas onduladas; también se modificó la posición de la clásica insignia tipo moño de la marca. En el exterior, la única otra modificación son las luces trasera de LED y las llantas, ahora de 17″, con un diseño más sport (los neumáticos Bridgestone son de rodado 215/50 R17).

Pero el Cruze Premier va a ser famoso por otra incorporación: es el primer auto de fabricación en serie con wifi. Sí y funciona a la perfección, tal como lo pudimos comprobar en un viaje ida y vuelta a la fábrica de Rosario. El sistema permite que hasta 7 dispositivos (celulares, laptops, tablets) se pueden conectar sin problemas. El router, que crea una zona wireless como en casa, está ubicado detrás de la pantalla táctil (también nueva, de 8″); los compradores tendrán una banda de prueba gratuita de 3 GB y luego deberán contratar el servicio que puede ser con anchos de banda de 2, 5, 10 o 20 GB. Así, mientras uno maneja, el resto de los ocupantes puede trabajar o navegar por internet. Además, también tiene el servicio OnStar de Chevrolet.

En materia de tecnología el Cruze Premier ofrece más: ahora suma el sistema de frenado autónomo o de emergencia, que detecta peatones y detiene el auto por sí solo. Lo complementa con las ya conocidas alertas de colisión frontal, de punto ciego y de mantenimiento de carril. Por supuesto, cuenta con controles de estabilidad y tracción (ESP) y de velocidad de crucero. Por su parte, el equipamiento de confort no tiene faltantes importantes, salvo el techo solar como su hermano hatchback, para los que gustan del viento.

Como desde el punto de vista estructural este nuevo Cruze Premier es 7 cm más largo y tiene 1,5 cm más de distancia entre ejes que el precedente (largo, 4,665 m; ancho, 1,807 m; alto, 1,523 m; distancia entre ejes, 2,7 m), el espacio interior es amplio, en especial para las plazas trasera (dos adultos viajan muy cómodos), que además disfrutan de un piso totalmente plano (sin el falso túnel de transmisión). Adelante, la posición de manejo es impecable, las butacas muy cómodas (ahora, color óxido de hierro), y los comandos están bien ubicados y son intuitivos para usar. Eso sí, tiene pocos portaobjetos. Completa la habitabilidad un baúl de buenos 440 litros de capacidad.

La mecánica es de las mejores y más modernas del mercado: 4 cilindros en línea 1.4 L Turbo y con distribución variable de las válvulas, entrega una potencia de 153 CV a 5000 rpm y un torque de 25 kgm a solo 2000 rpm. En conjunto con una bien escalonada y suficientemente rápida caja de velocidades automática de 6 marchas, le permite a este Cruze acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 s; de 0 a 400 m 16,3 s y recuperar de 80 a 120 km/h en D (normal) en 5,5 s. A esta asegurada agilidad se le suma un consumo urbano de 9,5 L/100 km y uno en ruta a 120 km/h de velocidad constante de 7,5 L/100 km. En pocas palabras, muy buenas prestaciones.

Las suspensiones cumplen con creces también en sus dos cometidos básicos: es muy bueno el confort de marcha urbano, sin rebotes ni golpes, y manifiesta un confiable y aplomado comportamiento dinámico en todo tipo de curvas y en la ruta en general.

Poco más para agregar, un producto de calidad, hecho con altos estándares de fabricación y especialmente apto para tenerlo muy en cuenta como vehículo familiar. El precio sugerido y bonificado es de 1.693.900 pesos

Por: Gabriel Tomich – La Nación

6 febrero, 2020

NewsGP

Compartir en: