fbpx

Qué opinan los economistas de las medidas anunciadas por el Central

Creen que el nivel de tasas de las Leliq quedará en alrededor del 60% por un tiempo y sostienen que será importante que el dólar no se mantenga en lo más alto de la banda fijada.

Qué opinan los economistas de las medidas anunciadas por el Central | Garantia Plus

Luego del acuerdo con el FMI, el Banco Central anunció que a partir de octubre implementará “un nuevo esquema de política monetaria que permitirá bajar la inflación y recuperar un ancla nominal para la economía”. Este plan consta básicamente de tres instrumentos: fijación de una banda de flotación de entre $ 34 y $ 44 para el dólar, no aumentar la emisión de pesos y manejar la base monetaria a través de las Leliq, unos títulos a siete días para los bancos que emite el BCRA.

En base a estos anuncios, economistas consultados por Clarín consideraron que el nivel de tasas de las Leliq quedará alto por un tiempo -en alrededor del 60%- y que con la cuestión cambiaria lo importante será que el dólar no se mantenga en lo más alto de la banda fijada mucho tiempo.

Bandas cambiarias
Respecto a las bandas cambiarias para el dólar, el BCRA informó que “la zona de no intervención se define inicialmente entre $ 34 y $ 44, se ajustará diariamente a una tasa de 3% mensual hasta fin de año y se recalibrará al comienzo del año próximo”. Si el tipo de cambio supera la banda la entidad hará ventas diarias de moneda extranjera por hasta US$ 150 millones, y si queda por debajo podrá comprar divisas.

Para Diego Martínez Burzaco, director de TM Inversiones, con esta medida el BCRA busca “dar cierta previsibilidad al mercado asegurando que no va a permitir reacciones de overshooting (disparada) del tipo de cambio”.

El economista consideró que la medida es “razonable para dar una brújula cambiaria a los participantes del mercado, ya que no había reglas de juego claras de cuál era el tipo de cambio de equilibrio”.

Sin embargo, sostuvo que “la parte mala es que se ata mucho de manos al BCRA, ya que si bien hay bandas de flotación lo deja casi sin margen de política monetaria a corto plazo”.

Para Gabriel Caamaño Gómez, de la consultora Ledesma, el gran problema con este esquema “es que el dólar no se vaya al techo de la banda porque el BCRA no tendría demasiada capacidad de fuego para defender esto y además significaría que todo lo hecho no realineó las expectativas”.

En igual sentido opinan otros analistas, que dudan de “la capacidad de fuego” del BCRA para sostener al tipo de cambio en lo alto de la banda, en parte porque la entidad dijo que sólo subastará US$ 150 millones diarios si esto ocurre. Sin embargo, los analistas reconocen que en este caso el Central seguramente tendrá ayuda de otros bancos oficiales y hasta del Tesoro.

Para el economista Miguel Bein, los riesgos de no conseguir controlar al dólar “llevará a que se pueda espiralizar la inflación por causas cambiarias y que la recesión se amplíe”.

“(El ex titular del BCRA, Federico) Sturzenegger se fue y llevó el dólar de $ 18 a $ 28. Caputo lo agarró en $ 28 y se le fue a $ 38. Sólo espero de la nueva gestión que no suba $ 10 más”, agregó.

En cualquier caso, sostienen los economistas, el objetivo del acuerdo con el FMI debe ser “recuperar la confianza y que eso lleve al dólar hacia el fondo de la banda”.

“El acuerdo está pensado para que se despejen las dudas y en un tiempo estemos jugando en el fondo de la banda, sino la cosa se empezará a complicar cada vez más”, afirmó Caamaño Gómez.

Base monetaria y Leliqs
Por otra parte, otra pata del anuncio del Banco Central es que la entidad “se compromete a no aumentar hasta junio de 2019 el nivel de la base monetaria”, que viene mostrando “una expansión superior a 2% mensual en los últimos meses”. La única corrección que hará el BCRA, sostuvo, será un ajuste “con la estacionalidad de diciembre y junio, cuando se incrementa la demanda de dinero”.

“Lo que se intenta decir al mercado es que no se emitirán más pesos. Va a haber una sequía de pesos en un contexto de aceleración inflacionaria que puede provocar un mayor parate de la actividad”, afirmó Martínez Burzaco.

“Este es el costo que está dispuesto a pagar el Gobierno para dar una señal de expectativa fuerte de lucha contra la inflación, pero tendrá que tener el equilibrio justo para que el impacto a la actividad económica sea limitado”, añadió.

Para conseguir mantener controlada la base monetaria, el BCRA informó que hará “operaciones diarias de Letras de Liquidez (Leliq) con los bancos (préstamos o colocaciones de corto plazo, a siete días) mientras continúa con el cronograma de desarme de las Lebac”.

Martínez Burzaco explicó que con esto el Central lo que hará “es aumentar o disminuir la cantidad de dinero que hay en la economía mediante operaciones diarias directamente con los bancos, sin operar contra terceros”.

Según el BCRA, “la tasa de las Leliq será determinada por la oferta y demanda de liquidez”, en el nivel “necesario para cumplir con el compromiso de crecimiento nulo de la base” pero con un mínimo del 60%.

Una pregunta que se hacen los economistas es cómo hará la entidad para esterilizar los alrededor de $ 10.000 millones que se pagan por Leliqs en forma mensual para sostener el crecimiento cero de la base monetaria.

Además, ven que en el actual escenario de alta inflación (y con todo el pass through -pase del dólar a precios- que queda por venir luego de la última escalada del dólar), las tasas seguirán altas un tiempo, lo que afectará la actividad económica.

En ese sentido, el propio BCRA dio una señal de que las tasas se mantendrán altas un tiempo al asegurar que “indicadores preliminares anticipan que la inflación de septiembre será elevada y en los meses siguientes todavía se verificará un traspaso a precios de la suba del tipo de cambio de agosto”.

 

Por: Ariel Bazán

28 septiembre, 2018

NewsGP

Compartir en: