Posición de manejo, un factor fundamental

Sentarse al volante correctamente no solo influye en la seguridad, sino que también impacta sobre el cansancio, la salud y el placer de conducir. Cuál es la adecuada y qué detalles atender

Posición de manejo, un factor fundamental | Garantia Plus

Es básico; y de tan básico muchas veces se pierde de vista. Sin embargo, una posición de manejo correcta es un factor fundamental que redunda en la seguridad, en el confort durante los viajes y en la salud de los conductores.

“Está claro para la mayoría de los conductores que una correcta posición de manejo implica mayor seguridad al volante para hacer giros o maniobras repentinas, conducir con menor cansancio y tensión en la espalda, cuello, brazos y piernas, y minimizar el riesgo de perder el control de nuestro auto”, dijo Gustavo Brambati, subgerente de Seguridad Vial de CESVI Argentina. Y aclaró que “pocos saben que al contar su vehículo con airbag y pretensor del cinturón de seguridad pirotécnico, una incorrecta postura en el momento del impacto podría generar lesiones producidas por el propio elemento de seguridad (como lo son el airbag o el pretensor), ya que al activarse a velocidades del orden de los 300 km/h y al estar mal ubicado en la butaca o la cinta del cinturón pasando por zonas del cuerpo blandas, podrían hacer que al momento de actuar los lastime”.

Diego Juan Abal, autor de Cómo se aprende a conducir. Manual para una conducción segura de vehículos y titular de la campaña ciudadana de movilidad urbana Cuidémonos entre Nosotros, destacó que la posición de manejo “debe adoptarse con determinados parámetros preestablecidos de forma tal que en cualquier vehículo la comodidad y seguridad sea la misma. Muchas veces vemos que se disponen posiciones cinematográficamente aceptadas o naturalizadas que nada tienen que ver con una correcta y segura posición a la hora de colocarse frente a un volante. Digámoslo directamente: la posición estilo pistero que vemos en las películas puede ser muy cool, pero es absolutamente incorrecta”.

Altura de la butaca. Es fundamental regularla para tener una buena visión del entorno

 

Respecto de los conductores profesionales que realizan transporte de cargas, Andrea Paredes, instructora de conducción de Volvo Trucks Argentina, comentó: “Si tenés una postura de manejo correcto, al final del día vas a tener un viaje más descansado y vas a evitar lesiones producidas por las malas posturas al frente del volante; lesiones que se producen en la cintura y en la zona cervical”.

Cuál es la correcta
Antes de empezar a conducir, lo primero que hay que hacer es regular la butaca respecto del volante. “Con la espalda bien pegada al respaldo, hay que estirar completamente un brazo sin separar el hombro del respaldo. Luego, pisar el embrague a fondo con el pie izquierdo y observar que la rodilla quede flexionada (no puede quedar la pierna completamente estirada). Esto es fundamental porque no tendrá ni el tacto ni la sensibilidad con el pedal del embrague, ni la fuerza con el pedal del freno; además, en un potencial impacto esta postura puede prevenir una lesión de rodilla”, aportó Brambati. Y explicó que “al tener la postura adaptada de las piernas hay que regular el respaldo. La postura ideal es: con la espalda bien apoyada en el respaldo y con el brazo extendido la muñeca debe llegar a apoyar sobre la parte superior del volante. De esta manera, los brazos irán ligeramente flexionados para conducir con precisión y sensibilidad, y el apoyacabeza estará siempre cerca de la cabeza minimizando el efecto látigo. La altura del asiento es más que nada para priorizar la visibilidad, y la visualización del cuadro de mandos y el parabrisas”.

Como la hora. Sobre el volante las manos deben ir en una posición que imite las 9.15 o las 10.10 del cuadrante de un reloj

En cuanto a los vehículos de carga, Paredes comentó que “es importante antes de subirse dar una vuelta general por el camión para revisar la presión de los neumáticos, la carga y el estado de las luces, y los fluidos como aceites, líquido refrigerante, Ad Blue (urea), entre otros. Antes de sentarse, subirse con seguridad utilizando los tres puntos de agarre del camión. Y una vez en el interior lo primero es ponerse el cinturón de seguridad y luego revisar la posición de manejo, asegurarse una buena visión en los espejos, acomodar el apoyacabeza por el descanso, configurar el navegador con la ruta programada e incluso la lista de reproducción de música. Volvo, tiene un sistema de chequeo previaje donde pueden medirse todos los fluidos del vehículo desde el interior del camión”.

Respecto de quienes realizan conducción off-road, José Mujica, director de X-Perience Tour (www.4x4on-line.com), explicó que un conductor de un vehículo todoterreno necesita ver lo más cerca posible de las ruedas porque estos vehículos se manejan a muy baja velocidad ya que el terreno no permite desarrollar gran velocidad: “En nuestra actividad errar por 10 centímetros el lugar exacto donde debemos colocar las ruedas puede significar que no logremos superar el obstáculo; o sea, un pequeño error en el cálculo puede significar que caigamos en un barranco. Por ende, debemos configurar una posición de manejo que nos permita una amplia visibilidad, para que podamos ver exactamente dónde estamos pisando”. Y explicó que “para lograr el objetivo, debemos buscar una posición de manejo lo más alto posible para ampliar el rango de visión; el respaldo debe estar lo más recto posible, los brazos curvados a 90 grados y las manos deben estar sobre el volante haciendo de cuenta que es un reloj, a las 9 horas 15 minutos. Y, tener acceso a todos los comandos, estar cómodos, pero, la posición en sí es una posición de manejo estresada”.

Elementos para graduar
Ubicados correctamente en la butaca, el siguiente paso es ajustar el volante que está de acuerdo con lo primero. “La postura ideal del volante es aquella en la que, con la espalda bien apoyada en el respaldo y con el brazo extendido, la muñeca llegue a apoyar sobre la parte superior del volante. De esta manera, los brazos irán ligeramente flexionados para conducir con precisión, sensibilidad, firmeza y comodidad y así maniobrar bien”, aportó la coordinadora de la Escuela de Conducción ACA, María Victoria Crocci, quien detalló que “la forma adecuada de ubicar las manos en el volante es la técnica de la ‘carátula del reloj’: las manos se ubican haciendo las veces de las manecillas del mismo. La posición adecuada es las 9.15 o las 10.10; en este caso la mano izquierda es el horario y la derecha el minutero”.

Paredes agregó que tomar correctamente el volante otorga mayor seguridad, maniobrabilidad y reacción rápida: “La posición de las manos en nueve y cuarto o en diez y diez asegura el giro correcto del vehículo sin soltar el volante. En el caso de los camiones Volvo tienen, además, dirección dinámica asistida que ante pozos en las rutas o vientos fuertes no transfiere nada a las manos del conductor y hace que el volante esté siempre centrado. Esto también genera mayor descanso al conducir el camión”.

Cinturón de seguridad. Debe ir sobre la clavícula y a la altura de la cintura y no sobre el abdomen

Abal indicó que, el no tomar de manera correcta el volante y ante un imprevisto “se generará sin dudas una limitación en la capacidad de maniobra con el volante. Por otra parte, los dedos pulgares deben ir mirando hacia arriba, pero sin llegar a terminar de cerrarlos alrededor del aro del volante. Esto es así porque ante un disparo del airbag por un impacto automáticamente la mano tenderá a soltarlo”.

Respecto de la distancia de los pedales, detalló que “sentados correctamente se aprieta el pedal del embrague a fondo y la pierna debe quedar levemente reclinada. Ni estirada por completo ni muy flexionada. Una mala posición respecto de los pedales (sentarse muy lejos) puede reducir hasta un 20% la capacidad de aplicar bien los frenos. Y, en caso de estar muy estiradas las piernas ante un impacto en lugar de flexionar las mismas y disipar la energía puede lesionar la cadera”.

Así, Crocci explicó que “se recomienda ajustar el asiento a unos 30 cm del piso del auto para una buena visibilidad. La espalda debe estar apoyada en el respaldo con una inclinación lo más vertical posible. Debe inclinarse el respaldo entre 15 y 25 grados, lo que deriva en una flexión muslo/cadera de 110 a 120 grados aproximadamente”.

La disposición del espejo central alcanza a abarcar la mayor parte de lo que está detrás y los espejos laterales debe permitir al conductor percibir hacia atrás la mayor porción de la ruta y solo una mínima porción del espejo visualice la carrocería del vehículo. “Hay tres posiciones diferentes para colocarlos. Cuando se usa en la ciudad debe verse el comienzo del vehículo en el lado interno del espejo para minimizar el punto ciego. En el manejo en la ruta deben cerrarse los mismos dado que en esa situación es necesario observar más hacia el horizonte trasero. En la actualidad, hay vehículos que traen sistemas para posicionar el espejo del lado derecho en maniobra de estacionamiento. De no poseerlo se lo puede configurar manualmente”, dijo Abal.

Mala costumbre. Muchos conductores manejan con la mano derecha sobre la selectora de marchas

Otro aspecto fundamental antes de iniciar el recorrido es regular el cinturón de seguridad: “Debe ser tal que apoye en la clavícula, a mitad de camino entre el hombro y el cuello, y sobre las crestas ilíacas en la pelvis en la cinta de cintura. Esto se logra con el regulador de altura que habitualmente trae la plaza delantera (no así la trasera). La cinta inferior en ningún caso debes apoyarlo en el abdomen o zonas blandas. El cinturón de tres puntos cuenta con una banda superior (torácica) y una banda inferior (pélvica); ambas deben estar ajustadas al cuerpo sin holgura”, explicó Brambati.

Por su parte, respecto del apoyacabeza el especialista indicó que “el centro debe pasar a la altura de los ojos del conductor. Si posee regulación de profundidad, este debe estar lo más cerca posible de la nuca del conductor. Esto evita o disminuye las consecuencias del efecto conocido como latigazo cervical que puede dañar las vértebras, los discos, los músculos y los nervios cervicales. Esto es desde un simple esguince en el cuello hasta una lesión medular, incluida una tetraplejía”.

En tanto, Mujica explicó que la conducción 4×4 “tiene una posición de manejo estresada y no podemos mantener esa posición durante toda la jornada. Un buen offroader se setea dentro del vehículo todas las veces que el terreno lo requiera. Es decir, cuando conducimos en la ruta tenemos un tipo de posición de manejo, cuando nos adentramos en terrenos escabrosos vamos estresando la posición a medida que el terreno se vaya poniendo más duro, y desestresando la posición a medida que el terreno se ponga más fácil. Apenas ingresamos al campo modificamos la posición de manejo que teníamos en la ruta, la estresamos un poco: levantamos el asiento, enderezamos el respaldo, acercamos nuestro cuerpo al volante, cuando tenemos que atravesar un obstáculo complicado, estresamos aún más, y una vez superado el obstáculo si el terreno vuelve a ser amigable, desestresamos la posición. Así sucesivamente durante toda la jornada”.

Los especialistas coincidieron en que hoy la distracción más frecuente al conducir es el uso del celular. Le siguen las preocupaciones personales, la manipulación de dispositivos en el vehículo, la falta de sueño y fatiga y el cigarrillo que, además, si se arroja al exterior puede hasta generar incendios en zonas donde hay pastos secos.

“Desde Volvo trabajamos mucho en dos desafíos: que el conductor se suba al camión y lo primero que haga sea abrocharse el cinturón de seguridad, ya que es parte de nuestro ADN al haber creado el cinturón de seguridad de 3 puntos hace más de 60 años. Y el segundo es evitar el uso del teléfono celular mientras se maneja”, afirmó Paredes.

En el caso de los autos con caja manual declararon que al terminar el paso del cambio la mano derecha debe regresar al volante. “Existe un vicio muy arraigado de poner la mano derecha sobre la palanca de cambios. Esto puede ocasionar que al momento de necesitar pegar un volantazo, no contemos con la fuerza suficiente en un solo brazo. Por otro lado, puede también causar desgastes innecesarios en la selectora de la palanca de cambios”, aclaró Brambati.

Finalmente, el espacio para este primer paso básico de lograr la posición de manejo optima, se realiza durante el aprendizaje para que quede aprehendido de manera exacta. “En la Escuela de Conducción ACA se hace hincapié en una correcta postura de manejo desde el comienzo del curso, en el módulo del Simulador de Manejo. Luego se continúa con el entrenamiento durante las clases prácticas en el auto. También se hace mención en la clase teórica. Este es el espacio para responder las dudas y que queden claros los conceptos”, concluyó Crocci.

Fuente: Por Patricia Osuna Gutiérrez – para La Nación

3 junio, 2022

Consejos para tu auto

Compartir en: