Ola de frío: consejos para arrancar el auto sin problemas y conducir con bajas temperaturas

Las bajas temperaturas obligan a tomar algunos recaudos para tener un buen funcionamiento.

Ola de frío: consejos para arrancar el auto sin problemas y conducir con bajas temperaturas | Garantia Plus

Tardó en aparecer pero el frío llegó a gran parte del país. Y las bajas temperaturas, en algunas zonas más extremas que en otras, pueden traer problemas con el auto si no se toman los recaudos necesarios. Y partiendo desde lo básico, como encender el motor.

Paradójicamente estos problemas pueden afectar más a aquellas zonas en donde el frío no es tan común, porque es generalmente allí en donde el frío toma por sorpresa a muchos automovilistas.

Durante sus procesos de desarrollo, los vehículos pasan por etapas de frío y calor extremo para ver cómo responden sus componentes. Pero el desgaste y el paso del tiempo pueden modificar el rendimiento de piezas y componentes.

Con una serie de simples consejos se puede reducir las posibilidades de fallas y evitar desperfectos a futuro.

Batería
La batería es un elemento esencial para poner en marcha el motor del vehículo y las bajas temperaturas atentan contra su correcto funcionamiento. Por eso siempre es recomendable comprobar la salud de la batería frente a la llegada de la época invernal.

Las baterías ofrecen un funcionamiento óptimo una unos 60.000 kilómetros o entre dos años y medio y tres años. A partir de allí el rendimiento comienza a decaer.

Hay informaciones que cualquier usuario puede observar por su cuenta. Muchas incluyen un visor que muestra nivel de carga que se indica con colores: verde, cargada; negro, descargada; y si es transparente la medición no es confiable por bajo nivel de electrolito.

Por eso siempre es aconsejable hacer una medición a través de un tester digital en un centro que brinde ese servicio.

Con los climas fríos es mas común que la batería se descargue más rápido de lo normal si el auto no tiene uso. Por eso es importante no dejarlo detenido por más de 2 semanas. O al menos encender el motor y dejarlo funcionando por 20 minutos para que el alternador cargue la batería.

Poner el motor en marcha
Luego de una noche fría y más si el auto duerme afuera, no hay mucho más que se le pueda pedir al motor al darle arranque más que se mantenga girando.

Un consejo antes de ponerlo en marcha es pisar el pedal de embrague aunque la caja de cambios esté en punto muerto.

De esta manera, se le quitará al motor arranque el sobreesfuerzo que supone mover el disco de embrague y el aceite de la caja de cambios, un lubricante muy viscoso que con el frío se suele endurecer.

Líquido refrigerante
A pesar de que su nombre indica “frescura” para el motor, el líquido refrigerante juega un papel trascendental en épocas de baja temperatura y actúa como anticongelante.

Por eso nunca es recomendable sustituir el líquido refrigerante por agua. Y si un caso de emergencia obliga a hacerlo, hay que recordar reponerlo luego.

Si solo tenemos agua en el circuito de refrigeración del motor, corremos el riesgo de que se congele y termine afectando a todas las mangueras del circuito.

Como norma se debería cambiar cada dos años, pero si se nota que el líquido refrigerante pierde su color original (generalmente es de un verde intenso) y se pone traslúcido o se ve sucio, es momento de renovarlo.

Algo parecido sucede con líquido de limpiaparabrisas, que tiene un punto de congelación más bajo que el agua, por eso es mejor no sustituirlo.

Y si bien no todo el país sufre de temperaturas bajo cero en donde el agua se congela, el líquido a bajas temperaturas puede generar escarcha o se pueden formar cristales de hielo en algunos conductos.

Sistema de calefacción
Es lógico que en épocas invernales y de baja temperatura los vidrios del auto se empañen más de lo común, ya que las ventanas se mantienen arriba y no hay recirculación del aire del interior.

Por eso es un error habitual encender el forzador de la calefacción en modo desempañador sin activar el aire acondicionado. En esa situación, las diferencias de temperatura solo harán que se empañen todavía más los vidrios.

La manera más efectiva de desempañar es activar el aire acondicionado, lo que no quiere decir que haya que seleccionar una temperatura fría.

El aire acondicionado, independientemente de la temperatura que se selecciones, genera un aire seco que ayuda a retirar la humedad del habitáculo más rápido que cualquier otra manera. Con solo segundos de uso, los vidrios se desempañarán rápidamente.

Calentar el motor antes de salir
Si bien en los autos modernos están diseñados para ponerlos en marcha y salir andando, en épocas de frío es recomendable tomarse la calma la salida y los primeros metros que se recorren porque todo está más frío y va a demorar un poco más en tomar temperatura.

Por un lado, se logrará que el sistema de lubricación del motor pueda moverse con cierta fluidez por el circuito para que genere una correcta lubricación de todas las piezas.

Además, durante ese momento también se recomienda encender la calefacción (y el aire acondicionado si se empañan los vidrios) para que el habitáculo tenga un ambiente confortable al emprender la marcha.

Con el motor frío la computadora del motor mantiene el rango de revoluciones por encima de las 1.000 rpm y lo irá bajando gradualmente una vez que la temperatura del circuito se va elevando.

Por eso el sonido del funcionamiento del motor también un indicador del momento en el que todo está a una temperatura adecuada para su funcionamiento.

 

18 junio, 2021

NewsGP

Compartir en: