fbpx

No es un SUV, es un SAV: BMW lanzó el primer iX y explica porqué es único en su especie

Lo presentan como el primero de una generación que aprovecha las últimas innovaciones en electrificación, conducción automatizada y conectividad. Autonomía de más de 600 km. y potencia informática para procesar 20 veces el volumen de datos de modelos anteriores. Llega en 2021

No es un SUV, es un SAV: BMW lanzó el primer iX y explica porqué es único en su especie | Garantia Plus

BMW presentó ayer el BMW iX, el primer modelo basado en un nuevo conjunto de herramientas modular y escalable desarrollado por BMW Group y centrado en una nueva interpretación del diseño, la sustentabilidad, el placer de conducir, la versatilidad y el lujo tipico de la marca alemana.

Según explicaron los los más altos directivos de la compañía, el vehículo está concebido desde el principio para la movilidad puramente eléctrica, bajo el concepto de Sports Activity Vehicle (SAV) y es el primer representante de una generación que aprovecha las últimas innovaciones en los campos de la electrificación, la conducción automatizada y la conectividad.

Este nuevo modelo entrará en producción en la planta de BMW Dingolfing a partir de la segunda mitad de 2021, como el buque insignia de la nueva tecnología de BMW Group.

Su interior ofrece a los que están a bordo opciones innovadoras para usar el tiempo durante un viaje y disfrutar de relajación, seguridad y una nueva forma de lujo en el proceso.

“BMW Group se esfuerza constantemente por reinventarse. Ese es un elemento central de nuestra estrategia corporativa”, dice Oliver Zipse, presidente del Consejo de Administración de BMW AG. “El BMW iX expresa este enfoque de una forma extremadamente enfocada”, agregó.

Además, el concepto y el diseño de vehículo del BMW iX se basan en un enfoque integral de la sustentabilidad. Esto se refleja en áreas del vehículo como la aerodinámica optimizada, el diseño inteligente y ligero y el uso extensivo de materiales naturales y reciclados, que ayudan a crear una sensación de lujo de vanguardia y una sensación integral de bienestar a bordo.

Posee tecnología BMW eDrive de quinta generación, que abarca los dos motores eléctricos, la electrónica de potencia, la tecnología de carga y la batería de alto voltaje.

La unidad de potencia desarrollada por BMW Group se ha fabricado de forma sustentable sin el uso de materias primas críticas conocidas como tierras raras y, según los cálculos más recientes, desarrollará una potencia máxima de más de 370 kW / 500 hp. Eso será suficiente para impulsar el BMW iX de 0 a 100 km / h en menos de 5,0 segundos.

Al mismo tiempo, el objetivo claro del vehículo es publicar una cifra de consumo de energía eléctrica combinada excepcionalmente baja para su segmento de menos de 4,76 km / kWh en el ciclo de prueba WLTP. Un contenido energético bruto de más de 100 kWh debería permitir que la batería de alto voltaje de última generación registre un alcance de más de 600 kilómetros en el ciclo WLTP. Eso equivale a más de 480 km según el procedimiento de prueba FTP-75 de la EPA. Todas las cifras relacionadas con el rendimiento, el consumo de energía y la autonomía son valores provisionales basados en la etapa actual de desarrollo del vehículo.

Posee una carga rápida DC: más de 120 kilómetros de autonomía adicional en diez minutos. La nueva tecnología de carga del BMW iX permite una carga rápida de corriente directa (DC) de hasta 200 kW. De esta forma, la batería se puede cargar del 10 al 80 por ciento de su capacidad total en menos de 40 minutos. Se necesitan menos de once horas para cargar la batería de alto voltaje del 0 al 100 por ciento a 11 kW desde un Wallbox.

Las baterías instaladas en el BMW iX están diseñadas como parte de un ciclo de recursos a largo plazo y permiten una tasa de reciclaje excepcionalmente alta. La energía utilizada para producir las celdas de la batería y la batería de alto voltaje en su conjunto proviene exclusivamente de fuentes renovables.

El conjunto de herramientas de nueva tecnología respalda los avances adicionales hacia la conducción automatizada. El nuevo conjunto de herramientas de tecnología que hace su debut en el BMW iX también proporciona la plataforma para un progreso significativo en las áreas de conducción automatizada y servicios digitales.

Por ejemplo, el nivel de potencia informática se ha desarrollado para procesar 20 veces el volumen de datos de los modelos anteriores. Como resultado, se puede procesar alrededor del doble de la cantidad de datos de los sensores de vehículos que antes.

“Estamos estableciendo nuevos estándares en la industria con la tecnología del BMW iX. El BMW iX tiene más potencia informática para el procesamiento de datos y una tecnología de sensores más potente que los vehículos más nuevos de nuestra línea actual; es compatible con 5G, recibirá funciones de conducción y estacionamiento automatizadas nuevas y mejoradas y utiliza la quinta generación de alto rendimiento de nuestro sistema de propulsión eléctrica.”, dice Frank Weber, miembro del Consejo de Administración de BMW AG para Desarrollo.

Según indicó la compañía en el comunicado de presentación del vechículo, el BMW iX está liderando el camino para una generación futura de vehículos con los que la compañía está redefiniendo la sustentabilidad, el placer de conducir y lo que significa ser Premium.

El exterior del BMW iX representa una reinvención distintiva de las poderosas proporciones de un gran SAV de BMW. El BMW iX es comparable al BMW X5 en longitud y ancho, y tiene casi la misma altura que el BMW X6 debido a la línea fluida de su toldo. El tamaño de las ruedas, por su parte, recuerda al BMW X7.

Parte delantera: parrilla en forma riñón vertical y expresiva que sirve como panel de inteligencia. En el centro de la parte delantera se encuentra la prominente parrilla en forma de riñón enfatizada verticalmente. Dado que el sistema de propulsión eléctrica del BMW iX requiere solo una pequeña cantidad de aire de refrigeración, la parrilla en forma de riñón está completamente en blanco.

Su papel se ha convertido debidamente en digital y aquí funciona como panel de inteligencia.

La tecnología de la cámara, las funciones de radar y otros sensores están integrados a la perfección en la parrilla detrás de una superficie transparente. Desarrollada y producida en el centro de tecnología y diseño liviano LuTZ de BMW Group en Landshut, la parrilla en forma de riñón para el BMW iX presenta un anuncio tecnológicamente lujoso para la movilidad inteligente. La parrilla se ha reinventado como una interfaz de alta tecnología innovadora y multifuncional para los sistemas avanzados de asistencia al conductor con los que el BMW iX allana el camino para la conducción automatizada.

Los aspectos más destacados del diseño exterior del BMW iX también incluyen los faros más delgados que se han montado en un modelo producido en serie de BMW, las manijas de las puertas empotradas (que se operan con solo presionar un botón), las ventanas laterales sin marco, el portón trasero, que no tiene juntas de separación y se etiende en toda la parte trasera, y las luces traseras también extremadamente delgadas.

La parrilla en forma de riñón de BMW no es el único ejemplo de cómo el principio “shy tech” se ha integrado en el diseño del BMW iX: una serie de otras cámaras y sensores también están colocados discretamente, las manijas están al ras, la boquilla de llenado del líquido limpiaparabrisas está oculta bajo el logotipo de BMW en el capó y la cámara de visión trasera se ha integrado en el logotipo de BMW en el portón trasero.

La tecnología permanece en un segundo plano y solo se hace aparente cuando las funciones relevantes entran en acción.

“El BMW iX muestra cómo podemos dar a las nuevas tecnologías un diseño muy moderno y emocionalmente atractivo. El vehículo es tecnológicamente muy complejo, pero se siente muy claro y sencillo”, dice Adrian van Hooydonk, vicepresidente senior de BMW Group Design.

Diseño de interiores: un alto nivel de amplitud, una mezcla de materiales de alta calidad, asientos de nuevo desarrollo con reposacabezas integrales y un techo de cristal panorámico excepcionalmente grande sumergen los cinco asientos de la cabina del BMW iX en un ambiente lujoso y de salón.

El modelo posee más espacio para las piernas en la parte delantera y trasera; suficiente espacio para las instalaciones de almacenamiento y una consola central diseñada para que parezca un mueble de alta calidad.

Las pantallas y los controles se reducen a lo esencial, lo que refuerza aún más la impresión de una cabina despejada que ofrece un lugar de relajación. La tecnología del BMW iX se utiliza de forma inteligente y solo se hace visible cuando es necesario, con uso sea intuitivo en lugar de parecer demasiado complejo.

El enfoque “shy tech” para el interior se puede ver en una serie de características, incluidos los altavoces integrados fuera de la vista, salidas de aire de estilo intrincado, superficies calefactadas y el discreto empotramiento del BMW Head-Up Display en el panel de instrumentos para que sea casi invisible.

El volante de forma hexagonal, un interruptor basculante para la selección de marchas y el BMW Curved Display, que forma parte del sistema operativo BMW de próxima generación, anuncian claramente la forma futurista de placer de conducir que se ofrece.

El diseño inteligente de peso ligero y la aerodinámica optimizada aumentan el alcance. La energía y la autonomía del BMW iX se benefician de soluciones innovadoras en las áreas de diseño ligero y aerodinámico.

Su estructura de carrocería, que cuenta con un bastidor espacial de aluminio y una innovadora Carbon Cage, puede reclamar una rigidez torsional extremadamente alta, lo que a su vez mejora la agilidad y maximiza la protección de los ocupantes, a la vez que minimiza el peso.

Aprovechar al máximo los beneficios proporcionados por el sistema de propulsión totalmente eléctrico e implementar meticulosamente medidas probadas del pasado en la parte delantera del vehículo, la sección de la parte inferior de la carrocería, las ruedas y la parte trasera, le da al BMW iX una aerodinámica optimizada que tiene un efecto positivo tanto en el rendimiento y autonomía del SAV puramente eléctrico.

El BMW iX cuenta con una aerodinámica sobresaliente para su clase, con un coeficiente de arrastre (Cd) de solo 0,25.

Por FLORENCIA LENDOIRO – El Cronista

20 noviembre, 2020

NewsGP

Compartir en: