fbpx

Cubre cárter o “chapón” ¿Por qué es clave para tu auto?

Todo lo que tenés que saber sobre el cubre cárter o “chapón” , el elemento que evita daños graves en el motor.

Cubre cárter o “chapón” ¿Por qué es clave para tu auto? | Garantia Plus

El cárter o chapón

Es un recipiente de aleación de aluminio o acero ubicado en la parte inferior del motor que almacena el aceite lubricante del mismo.

Es un elemento clave para la mecánica, que también impide la entrada de agua, polvo y demás elementos contaminantes.

En el cárter se aloja la bomba de aceite, que se sumerge en el fluido y con el motor encendido lo distribuye hacia las piezas que friccionan, como el cigüeñal y el árbol de levas.

Cuando una persona utiliza la famosa varilla para medir el aceite, lo que está haciendo en realidad es meterla en este recipiente.

Es vulnerable a recibir impactos como consecuencia de reductores de velocidad (lomos de burro y cunetas), piedras u otro tipo de objetos sueltos en el camino.

Por eso es muy importante que esté protegido. Y esta tarea la cumple el cubre cárter, también conocido como “chapón”.

Hay de distintos formatos, aunque generalmente se construye con chapa calibre 14 (2 mm).

Cada auto tiene su propio diseño de cubre cárter porque las medidas de los elementos mecánicos varían según el modelo.

El “chapón”, que también sirve para proteger mangueras y cables ubicados en la parte delantera del vehículo, debería tener una ventana o agujero en el tapón del cárter para que no sea necesario retirarlo cuando se lleve a cabo el cambio de aceite.

Algunas marcas lo ofrecen de serie en sus modelos 0 km y otras lo venden como opcional, con precios que parten en alrededor de 3.500 pesos. En sitios web de compra y venta, de todas formas, se consiguen por menos dinero.

También hay empresas que no lo recomiendan. Como Toyota, por ejemplo, que alguna vez desalentó su uso en el Corolla porque, en caso de impacto frontal, asegura que el cubre cárter podría ocasionar que el motor ingresara al habitáculo.

Esto pondría en riesgo la integridad física de los ocupantes.

Algunos vehículos tienen el motor colocado sobre un soporte que, ante un choque de frente, inmediatamente lo deja caer.

Cualquier cosa que lo evitara, como el “chapón”, provocaría que el bloque se meta por abajo hacia las piernas de los ocupantes.

Lo cierto es que cuando el cárter se rompe, solo hay una cosa por hacer: parar el motor y llevar el auto a reparación.

En una grúa, por supuesto. Si el vehículo sigue encendido, los daños para todo el bloque podrían ser muy graves.

Básicamente, con la pérdida de aceite el motor podría fundirse.

18 mayo, 2018

Consejos para tu auto

Compartir en: