Análisis del Volkswagen Polo: con el foco puesto en la conectividad

La edición 2022 llega sin cambios estéticos ni mecánicos, pero con un sistema multimedia de avanzada.

Análisis del Volkswagen Polo: con el foco puesto en la conectividad | Garantia Plus

El nombre Polo en materia automotriz está incuestionablemente asociado a Volkswagen. Sin embargo, no del mismo modo en cualquier lugar del mundo.Mientras que en Europa representa desde hace décadas un compacto económico muy buscado, en nuestro país tuvo un ingreso diferente.

En la década del 90, el Polo en nuestra región era un sedán con aires familiares que apuntaba a la clase media y que era de industria nacional.

Luego se discontinuó y se intentó más tarde continuar su linaje con un Polo importado de la India, pero ya la suerte estaba echada y la estrategia regional tomaría otro rumbo.

Nuevas llantas de 17 pulgadas y neumáticos medida  205/50

Compacto de 5 puertas
El Polo como lo conocemos hoy fue presentado hace cuatro años en Brasil, donde se lo fabrica desde entonces.

La decisión pasó por tomar una plataforma global, con adaptaciones y modificaciones para nuestra región, y reproducir el mismo concepto que siempre se ofreció en el Viejo Continente: un modelo compacto y bicuerpo.

Y a pesar de los valores que tienen los vehículos 0 km en nuestro país, a los que hay que sumarle muchas veces desproporcionados sobreprecios, está en la franja de modelos económicos del mercado.

Es uno de los compactos más grandes. Supera los 4 metros de longitud y mide 1,75 m de ancho

Esta versión 2022, más que una renovación es una actualización sobre la base de un modelo que fue bien recibido por el mercado. Aunque a cuatro años de su presentación los cambios podrían haber sido más profundos.

La versión de esta prueba fue la Highline Tiptronic, con caja automática de 6 velocidades.

ADN 100% Volkswagen
Esta edición del Polo no incluye cambios estéticos en su carrocería. Mantiene inalterable el estilo inconfundiblemente Volkswagen (muchos los pueden confundir con un Gol incluso), esa idea de líneas rectas con el sello de “auto alemán” que termina generando un efecto de vehículo sólido.

El único elemento estético nuevo que se puede distinguir son las llantas que estrena esta versión, no solo por su diseño sino también por su medida, ya que ahora son de 17 pulgadas contra las 16 del modelo anterior.

Cuentan con un estilo de dos tonos que recuerda al de modelos más grandes y con aires deportivos de la marca (como el Vento GLI, por ejemplo) y calzan unos neumáticos con una pisada mayor: 205/50 versus las 190/55 que llevaba antes.

Por su tamaño y proporciones se ubica entre los modelos más grandes de su categoría: supera por poco los 4 metros de largo y el 1,75 de ancho, con una distancia entre ejes de 2,56 metros. Y eso se refleja en su habitáculo, ya que ofrece espacio suficiente para que cuatro adultos viajen cómodos.

El conductor podrá lograr sin problemas una posición que se adecúe a sus preferencias, ya que la butaca puede regularse en altura además de su ajuste longitudinal y la columna de dirección también permite un ajuste en altura y profundidad.

Las plazas traseras ofrecen un espacio cómodo para dos personas de hasta 1,80 metros de altura. Como en casi todos los autos actuales, y más en este tamaño, la plaza central trasera está más pensada para un chico.

A su vez, los 300 litros de capacidad del baúl están por encima del promedio que ofrecen otros vehículos de tamaño similar.

Mecánica conocida
En el apartado mecánico tampoco hay novedades (lamentablemente). Volkswagen ha decidido conservar el motor 1.6 litros de 110 caballos de fuerza y no incorporar, por ejemplo, ninguna de las variantes del propulsor 1.0 turbo del Nivus, que ofrece alternativas de 95 y 116 CV con muy buenos rendimientos y bajos consumos.

Conocido como MSI (por las siglas en inglés de Inyección Estratificada Multipunto), es un motor de funcionamiento correcto y con un consumo bajo en condiciones normales de conducción.

En ruta, a 100 km/h, es capaz de entregar 6 litros cada 100 km, mientras que en ciudad el gasto se va a 9,5 L/100 km. En un uso combinado arroja unos decentes 8,5 L/100 km.

La respuesta de este propulsor ante aceleraciones enérgicas dejan sabor a poco, especialmente debajo de las 3.000 rpm, en donde se muestra muy perezoso.

El interior no cambió y solo se modifica un poco con la nueva pantalla de la consola central.

Está claro que no es un deportivo ni quiere serlo, pero el motor 1.0 turbo del Nivus ha mostrado excelentes reacciones a bajas vueltas y eso es lo que justamente escasea en el Polo. Por eso ese propulsor también sería una gran opción para este modelo.

La caja de cambios de 6 velocidades funciona rápido y con un paso de marchas que no incomoda. Se complementa con levas detrás del volante por si se precisa un cambio manual de velocidades.

El Polo sigue entregando ese compromiso entre confort de marcha y buen comportamiento dinámico, con un “sabor” alemán, es decir, con una puesta a punto más firme de la suspensión respecto de la competencia.

En primera instancia, la nueva medida de los neumáticos no cambia sustancialmente la repuesta del vehículo, pero lo ideal hubiera sido contar con un modelo previo para apreciar las diferencias. De todos modos, si las hubiere, serían muy pequeñas.

La novedad más importante que suma este Polo 2022 está en el sistema de infoentretenimiento. Ahora cuenta con el VW Play, una central multimedia con pantalla táctil de 10” y un nuevo software.

Ese dispositivo funciona de manera rápida con una interfaz con múltiples opciones pero sencilla de manejar. Además, ofrece conexión inalámbrica con Apple CarPlay, pero para usar Android Auto hay que enchufar el cable al puerto USB.

Este nuevo Polo se ofrece con un precio que arranca en $ 2.935.500 y llega hasta $ 3.575.211 de esta versión Highline Tiptronic.

Ficha técnica

Largo: 4.057 mm

Ancho: 1.751 mm

Alto: 1.468 mm

Distancia entre ejes: 2.565 mm

Peso: 1.083 kg

Baúl: 300 dm3

Tanque de combustible: 50 litros

Motor: Nafta, 1.6L

Potencia: 110 CV a 5.750 rpm

Torque: 155 Nm a 4.000 rpm

Tracción: Delantera

Transmisión: Automática, 6 vel.

Velocidad máxima: ND

Acel. 0-100 km/h: 12 segundos

Consumo promedio: 8,5 L/100 km

 

Por Gabriel Silveira – Clarín

22 abril, 2022

NewsGP

Compartir en: