fbpx

Test drive: Ford Mondeo Vignale Hybrid, lujoso y con espíritu verde

Es el primer modelo de la marca con esta tecnología que llega al país; gran equipamiento, alto confort de marcha y consumos reducidos

Test drive: Ford Mondeo Vignale Hybrid, lujoso y con espíritu verde | Garantia Plus

El Mondeo es desde hace años la nave insignia de Ford. No extraña entonces que haya sido el modelo elegido para señalar un hito: ser el primer vehículo con tecnología híbrida de la marca en desembarcar en nuestro país (se estima que el año próximo lo acompañará el SUV Kuga). Fabricado en España, se denomina Vignale y está por encima del Titanium en la gama de este sedán grande. ¿Por qué ese nombre? Porque el diseño y demás detalles estéticos y de confort estuvieron a cargo de la división de lujo de Ford en Europa que lleva el nombre de la ex empresa de carrocerías italiana. El resultado, como todos los modelos que llevan esa firma, mezcla lujo con deportividad.

Las diferencias con el resto de los Mondeo se notan especialmente en la parrilla en forma de panal de abejas con apliques en cromado, los paragolpes delantero y trasero más estilizados, los reconfigurados faros antiniebla con marcos cromados y las ópticas traseras y delanteras (todas las luces cuentan con tecnología full LED) y las llantas de diseño exclusivo para los neumáticos 235/45 R18.

El Mondeo siempre se caracterizó por ofrecer niveles de equipamiento de los más altos del mercado. Y en este Vignale no solo cumple con esa premisa sino que la supera ampliamente. Sistema de descongelamiento de parabrisas, control de velocidad crucero adaptativo, arranque sin llave, equipo de audio Sony con 12 parlantes, asistente de estacionamiento (paralelo y perpendicular), butaca de conductor eléctrica, asientos delanteros y traseros calefaccionados, climatizador bizona y techo panorámico son solo algunos de una larga lista. Tenemos, además, una calidad de materiales y terminaciones de altísimo nivel, como la abundancia de cuero no sólo en los tapizados sino en todo el habitáculo, al igual que los apliques en madera y demás detalles que le dan un toque muy elegante.

La seguridad es uno de los puntos en los que el óvalo viene poniendo el foco desde hace años. Y en este caso, nuevamente sobresale: nos encontramos con 9 airbags, controles de torque en curvas, de estabilidad y de tracción; detector de fatiga, y varias asistencias a la conducción, como alerta de punto ciego, de tráfico cruzado, de mantenimiento de carril y de reconocimiento de señales de velocidad. Además, el sistema de frenos es excelente: detiene el auto de 100 km/h a 0 en 39 m.

Interior lujoso para el Ford Mondeo Vignale

Si se lo compara con la versión Titanium, el Vignale es un modelo que prioriza la ecología antes que la performance. Por eso, el motor Ecoboost 2.0 L de 240 CV de aquél fue reemplazado por uno de la misma cilindrada pero de ciclo Atkinson (con menos poder pero mucho más eficiente; de ahí que sea el elegido mundialmente para este tipo de configuración) que entrega 140 CV a 6000 rpm y 17,6 kgm de torque a 4000 rpm, al que se suma otro eléctrico que genera 120 CV y 24,4 kgm para lograr una potencia combinada de 187 CV con un torque máximo de 30,4 kgm (en estos sistemas la potencia no se suma). La transmisión es automática del tipo eCVT (diseñada por Ford) con 8 marchas pre programadas y la tracción es delantera.

Se trata de un conjunto híbrido no enchufable; esto es, el auto funciona exclusivamente en modo eléctrico desde que se lo pone en marcha (no se escucha ningún sonido) y mientras se lo maneje en ciudad o hasta los 60 km/h; a partir de ahí o cuando se acelera de golpe, arranca el propulsor atmosférico y comienzan a trabajar a dúo para entregar la potencia necesaria en cada situación. Si se prefiere una conducción 100% eléctrica, permite una autonomía de dos kilómetros o acelerar hasta los 120 km/h.

La batería que alimenta al impulsor eléctrico es de iones de litio de 1,4 KWh, se encuentra detrás de los asientos posteriores (ocupa parte del baúl, por eso disminuyó la capacidad de 514 a 388 L) y se va recargando tanto con el uso del naftero como durante la desaceleración y el frenado (se produce una regeneración de la energía).

Esto se traduce en un ahorro en el consumo de combustible y una notable disminución en la emisión de gases contaminantes. De ahí que los números sean muy buenos: en ciudad gasta unos 5,8 L/100 km mientras que en ruta a 120 km/h emplea 6,6 L/100 km. Esto permite una autonomía en ciudad cercana a los 1000 km. Y todo esto, sin perder performance: acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 s, la recuperación de 80 a 120 km/h es de 6,5 s y alcanza una velocidad máxima de 195 km/h.

Son bien conocidos tanto el confort de marcha como el comportamiento dinámico superiores de toda la línea Mondeo: es un auto que da placer manejar. Esas cualidades lo convirtieron en el líder absoluto de su segmento ante rivales como Volkswagen Passat, Honda Accord y Toyota Camry.

Si bien el precio de $1.900.000 puede parecer elevado, no lo es tanto si se tiene en cuenta que tiene casi el mismo valor que en el Viejo Continente. Y además, colabora con el medio ambiente.

Por: Diego Cúneo

4 octubre, 2019

NewsGP

Compartir en: