fbpx

Dólar en calma: por qué las nuevas restricciones aplanaron la curva cambiaria

Para adquirir dólares en la Bolsa hoy hay que esperar cinco días antes de vender los bonos contra dólares. La solución: tener bonos ya “parkeados”.

Dólar en calma: por qué las nuevas restricciones aplanaron la curva cambiaria | Garantia Plus

El mercado se sigue reacomodando. La nueva traba para comprar dólares alternativos -el “parking”- no sólo descolocó a los operadores, imposibilitados de fijar el precio al que se va a acceder a las divisas después de los cinco días que ahora hay que retener los títulos antes de venderlo, sino que también derrumbó la cantidad de operaciones. Hoy se está operando un 20 % de lo habitual.

En este marco, los dólares alternativos retrocedieron el martes casi 3 %, tanto en el caso del dólar Bolsa o MEP como el contado con liquidación. Este miércoles, hicieron un derrotero muy fluctuante en este mercado que se quedó de golpe con muy poco volumen: luego de arrancar en alza, llegaron a perder 4 % para finalmente recortar la caída.

El primero cedió 0,7% a $105,5 mientras que el segundo también bajó 0,7% a $109,8. La brecha entre el mayorista ($68.3) y el liqui quedó así en la zona del 60%, después de haber tocado su máximo histórico del 85%.

“Se perdió mucha liquidez y por ende se pierde valor de referencia”, explicaban en la City. Pero en el mercado ya pasaron muchas y están pensando cómo hacer viable la operatoria.

La solución: tener bonos ya parkeados. “El cliente deberá tener una posición en títulos, que antes no necesitaba, con una antiguedad de más de cinco días”, comentan en uno de los principales brokers.

Dentro de cinco días empieza a girar la rueda de vuelta, dicen. “De una manera o la otra, el mercado se acomoda”. De todos modos, claro, se incrementa el riesgo de la operatoria en un escenario de reestructuración de deuda.

“En el caso del broker, si querés participar del mercado, vas a necesitar un stock de bonos más grande, en el que cada bono tendrá que tener al menos cinco días para poder empezar a moverlo. Son unos días para rearmarse y tomar esa decisión. Lo que puede pasar es que haya algún broker más chico que tenga desde ahora una participación más marginal en el negocio”, explican en una sociedad de bolsa.

En línea con esto, el bono AY24, el más líquido y utilizado para dolarizarse, trepó 8%. Es una demanda puntual que vamos a empezar a ver porque es el que van a acumular para tener capital de trabajo”, detallan.

El “parking”, que ya regía desde el año pasado para la venta de dólares en la Bolsa, ahora aplica también a las compras y no sólo abarca a individuos sino también a empresas.

No supone una limitación en cuanto al monto al que se puede acceder -sigue sin haber un tope- sino que impone una espera (el “parking” o estacionamiento) que puede resultar muy costosa según lo que ocurra durante esos cinco días con los volátiles bonos argentinos. Antes, la operación era instantánea. Aumenta el riesgo que se asume básicamente porque se ignora la cotización que se va a terminar pagando.

Por su parte, las restricciones adicionales a los dólares que se obtienen vía la compra-venta de bonos empujaron a algunos compradores al dólar blue​. El​ martes había trepado de $ 126 a $ 129 en el mercado informal pero el miércoles se acomodaba en un nivel de $ 127.

Con la intención de moderar la brecha cambiaria el Banco Central ya había tomado otras medidas para acotar la participación en este mercado. Por ejemplo, dispuso que quien compre los US$ 200 mensuales a precio del dólar solidario que habilita el cepo no puede comprar MEP o liqui ni un mes antes ni durante el mes siguiente.

La brecha provocó una retirada de la oferta de divisas, que amenaza las arcas del Banco Central. Pero este miércoles debió vender unos US$ 60 millones según estimaciones privadas. El “parking” por ahora no le evitó desembolsar reservas.

Por Laura García

29 mayo, 2020

NewsGP

Compartir en: