Cómo cargar el auto para no alterar la estabilidad y el comportamiento dinámico

El exceso de elementos en los portaequipajes modifica la altura del centro de gravedad, lo que hace al vehículo más proclive al vuelco y produce mayor gasto de combustible; en el interior, no dejar nada suelto

Cómo cargar el auto para no alterar la estabilidad y el comportamiento dinámico | Garantia Plus

Quien dice vacaciones, dice descanso y, para lograr esta premisa, es importante para aquellos que viajen en un vehículo realizar la carga del equipaje de manera correcta y segura, para no estropear ese tiempo de tranquilidad y disfrute.

“Es fundamental que los vehículos, ya sean de carga, de transporte de pasajeros o particulares, estén correctamente cargados. Hay varios aspectos técnicos, como la modificación de la altura del centro de gravedad o la sobrecarga tanto del eje trasero como del delantero, que van a afectar a la conducta dinámica del vehículo. A mayor altura del centro de gravedad, el vehículo tiene una mayor tendencia al rolido y al vuelco. Si se sobrecarga alguno de los ejes por encima del peso admitido por el fabricante del vehículo, se modificará la reacción de frenado, la sensibilidad de la dirección y se podría cambiar la tendencia dinámica del vehículo transformándolo en subvirante (tendencia a que el vehículo “se vaya de trompa” sin seguir la trayectoria de la dirección) o sobrevirante (tendencia a “que se vaya de cola”, derrapando el eje trasero)”, explicó el presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam), ingeniero Fabián Pons.

La Ley de Tránsito 24.449, prohíbe en su artículo 48 inciso q) “Transportar cualquier carga o elemento que perturbe la visibilidad, afecte peligrosamente las condiciones aerodinámicas del vehículo, oculte luces o indicadores o sobresalga de los límites permitidos” y, en el inciso y) “Circular con vehículos que posean defensas delanteras y/o traseras, enganches sobresalientes, o cualquier otro elemento que, excediendo los límites de los paragolpes o laterales de la carrocería, pueden ser potencialmente peligrosos para el resto de los usuarios de la vía pública.

Trabajos y observaciones de Ovilam concluyen que hay mucho desconocimiento sobre cómo afecta a la estabilidad del vehículo el hecho de llevar exceso de peso o en la aerodinámica y el consumo de combustible cuando se lleva carga en los portaequipajes.

Errores y soluciones
El error más común y peligroso en cuanto a la carga, es que esté mal amarrada. “Ya sea en portaequipajes como en cajas de carga de camionetas. Es muy habitual ver siniestros, muchas veces graves, porque ‘se voló’ un colchón o se desprendió una escalera u otro objeto que se transportaba en un portaequipaje. Otro error gravísimo es llevar más pasajeros de los permitidos por las características del vehículo o transportarlos en la caja de carga de una camioneta o un camión. Debe entenderse que un auto, como cualquier otro vehículo, tiene sus limitaciones de espacio y de carga, y las mismas deben respetarse siempre”, aportó Pons.

También, es común ver esto en el habitáculo. “Colocar equipaje en cualquier lado, sobrecargar el auto y llevar la mascota suelta, sin atarla a un cinturón de seguridad, es peligroso: en caso de un accidente o una frenada brusca, sufrirá un gran daño”, comentó el director de Waypack Argentina, Carlos Giordano.

Como explica Pons, es importante saber que por el principio de inercia, ante una frenada los objetos van a querer mantener la trayectoria que llevaban. Si esos objetos están sueltos, saldrán proyectados hacia adelante golpeando todo lo que encuentren a su paso. Cuando un vehículo choca frontalmente a 60 km/h, los objetos sueltos generan una fuerza equivalente a 17 veces su peso.

Es decir, que una simple notebook que pesa 2 kg, transportada sin estar bien almacenada, va a ser un proyectil de 34 kgm de fuerza.

Además, el manual de fábrica de todos los vehículos incluye el peso máximo permitido, que hace a la cantidad de pasajeros (en función del número de cinturones de seguridad) y a la capacidad máxima de carga. Por esto, el ingeniero Pons aclara que con un vehículo sobrecargado va a aumentar la distancia de frenado y si esas cargas no están bien amarradas, al frenar va a transferirse el peso al eje delantero, lo que producirá una desestabilización del eje trasero.

En consecuencia, hay que saber cuál es la manera correcta de cagar un vehículo. Por esto, el presidente de Luchemos por la Vida, Dr. Alberto Silveira, señaló que “las vacaciones comienzan con los preparativos para el viaje, y se disfrutan desde que salimos de casa. Al cargar el portaequipaje hay que tener la precaución de consultar el manual de instrucciones del vehículo en cuanto al peso y dimensiones de la carga aconsejados y sujetar fuertemente la carga para que no se mueva, cuidando que el peso esté parejamente distribuido”. Además afirmó que “siempre debe asegurarse de que no se lleva ningún objeto suelto, punzante o pesado que pueda lesionar a alguien en caso de una frenada brusca o colisión. Hasta un teléfono celular golpeará a los ocupantes y contra el parabrisas o el tablero, pudiendo provocar serias lesiones. Un matafuegos suelto o mal fijado dentro del habitáculo puede ser un proyectil mortal en caso de accidente. Éste debe ubicarse al alcance del conductor, dentro del habitáculo, con un soporte seguro que impida su desprendimiento y asegure su permanencia y fijación aún en caso de colisión o vuelco, a la vez que facilite su uso. No debe ser fijado sobre los parantes del techo”.

El exceso de equipaje varía la altura del centro de gravedad y provoca mayor consumo de sombustible. La carga debe ir bien amarrada

Para ubicar el equipaje en el auto, desde la Agencia Nacional de Seguridad Vial indicaron distribuir el peso del equipaje equitativamente; colocar los objetos más pesados abajo y contra el asiento trasero y no dejar cosas sueltas en el interior del auto.

Respecto del baúl, lo más pesado va en el centro y lo más liviano hacia afuera; así, baja el centro de gravedad del auto, que irá más seguro; además, “el baúl transporta carga hasta el límite fijado por su fabricante. Siempre recomendamos que, si van a transportarse objetos pesados ahí, estos sean amarrados con sogas o tensores con criquet. En los vehículos con respaldos rebatibles (sobre todo los divisibles en dos partes), es muy común ver que, ante un impacto, los objetos pesados que se transportan en el baúl hacen colapsar el respaldo e ingresan al habitáculo generando lesiones graves a los ocupantes del mismo”, señaló el presidente de Ovilam.

Como lo indica Pons, para llevar la carga en un auto lo recomendable es transportarla solo en el baúl. “El hecho de llevar carga en el portaequipaje de un auto podría llegar a ser punible por ley, de acuerdo con quien la interprete; pero, además, va a modificar en forma negativa a la altura del centro de gravedad y va a alterar la aerodinámica del vehículo generando un freno adicional que se reflejará en un mayor consumo de combustible y en una potencial inestabilidad del mismo”.

Accesorios útiles
Sin embargo, en el mercado existen diversos accesorios diseñados para llevar carga en el techo como barras portaequipaje o valijas herméticas y aerodinámicas, entre otros. “En un sedán pueden colocarse barras portaequipaje y transportar en los boxes o baúles de techo parte del equipaje. Una camioneta 4×4 admite más carga y el uso de barras portaequipaje para transportar baúles de techo, tablas de surf, kayaks, entre otros objetos”, aportó Giordano y comentó que “cuando el baúl queda chico, la familia se agranda y el viaje es largo, la opción es colocar en el techo del vehículo un juego de barras portaequipaje de calidad, original o compatible, o una parrilla portaequipaje de techo, baúles y más, que sean proporcionales al vehículo. En este tiempo, se ha incrementado el uso de estos accesorios, como también, aquellos para el transporte de tablas de surf y kayaks. Y los portabicicletas de techo y de baúl, y para las pickup en la caja de carga para llevarlas a los destinos de veraneo”.

Según Giordano, los productos más requeridos en esta temporada han sido diversos modelos de baúles Waypack Delta de 80 hasta 460 litros (de $23.000 hasta $44.600); barras de aluminio y de acero (de $4900 hasta $16.000); parrillas para camioneta y correas de fijación de diferentes medidas con hebillas strap de zamac (de 2,40 m y 25 mm de ancho hasta 6 m y 30 mm).

Un aspecto fundamental, como resaltó Pons, es que al sumar kilos debe modificarse la presión de inflado de los neumáticos de acuerdo con lo que establezca el fabricante. Esos datos se encuentran en el manual del usuario y además en calcos que comúnmente están en el parante central del lado del conductor o en la tapa de la boca de carga de combustible. “El consumo de combustible aumenta especialmente cuando se circula en un tránsito que requiere de muchas frenadas y aceleraciones o cuando se transporta carga en portaequipajes. El porcentaje de aumento dependerá de la altura y peso de la carga, de la velocidad de circulación, de los vientos, etcétera”.

Entonces, antes de empezar cualquier viaje hay que tomarse el tiempo para cargar el vehículo con responsabilidad y sentido común para evitar cualquier tipo de consecuencia nefasta.

Estibar en una 4×4
Ante al auge de las 4×4, José Mujica, director de X-perience Tour y experto en conducción de vehículos todoterreno, indicó la manera correcta de cargar estas unidades.

“Cargar nuestra 4×4 es una de las tareas más relevantes en esta actividad, la correcta carga de los bagayos, en la jerga, es fundamental para obtener grandes beneficios. Al optimizar la distribución del peso, la ubicación según el uso, agrupar por categoría y conocer exactamente el peso que vamos a cargar, podremos mantener la carga ordenada durante todo el viaje, prolongaremos la vida útil de nuestras cosas y circularemos con mayor seguridad.

“No llenamos la 4×4 a medida que cerramos equipajes, lo ideal es tener toda la carga lista al lado del vehículo antes de ubicar nada. Saber cuáles son los bultos más pesados, qué hay en cada uno y sus prioridades de uso es importante. Tener a mano lo que vamos a utilizar asiduamente.

Lo más pesado siempre va a estar debajo para no elevar el centro de gravedad de la 4×4, que de por sí, es elevado. Es fundamental y más cuando tomamos una curva.

Aquello muy pesado va lo más cerca o si es posible justo arriba del eje trasero, la zona de la 4×4 preparada para recibir más carga. Si va en un extremo, los amortiguadores pueden sufrir y el vehículo tenderá a inclinarse para ese lado, más en las curvas. Las maletas con ropa generalmente van arriba de la carga pesada, siempre utilizando criqueras o sogas para sujetarlas bien.

No dejar elementos pesados o metálicas sueltos o con riesgo de desplazarse dentro del habitáculo y nunca llevar las botellas de vidrio dentro.

La recomendación más importante es sobre el peso de la carga y la correcta configuración de la presión de inflado de los neumáticos. Todos los neumáticos, por norma, deben indicar en su costado, la máxima capacidad de carga a su máxima presión de inflado en frío.

Al agregar peso, debemos sobre inflar los neumáticos de manera equitativa para que mantenga las prestaciones originales. Hay que hacer algunos cálculos para saber qué presión es la ideal”.•

Patricia Osuna Gutiérrez – La Nación

22 enero, 2021

Consejos para tu auto

Compartir en: