fbpx

A 32 años de la muerte de Enzo Ferrari: los 7 modelos más emblemáticos de la historia

Constructor de deportivos de ensueño, uno de sus modelos fue subastado por más de 48 millones de dólares.

A 32 años de la muerte de Enzo Ferrari: los 7 modelos más emblemáticos de la historia | Garantia Plus

Un 14 de agosto de 1988, a los 90 años moría en Módena, Italia, uno de los hombres más emblemáticos del mundo de las carreras y de la industria automotriz: Enzo Ferrari, fundador de una de las compañías de autos deportivos más prestigiosas y deseadas del mundo.

Don Enzo manejó el rumbo de la marca del il Cavallino Rampante desde que en 1929 fundó la Scudería Ferrari (como apéndice deportivo de la marca Alfa Romeo) hasta que se lanzó la Ferrari F40, en 1987.

En casi sesenta años Ferrari lanzó decenas de modelos, algunos más recordados que otros, pero todos con el mismo caracter deportivo que cautivó a todos los amantes del autos.

A continuación, seleccionamos los siete modelos más emblemáticos de su historia:

Ferrari 166 Inter. Lanzado en 1948 fue el primer modelo de calle en la historia de la marca.
Ferrari 166 Inter. Lanzado en 1948 fue el primer modelo de calle en la historia de la marca.

Ferrari 166
Un año después su nacimiento como constructor de vehículos en serie, Ferrari presentó en el Salón del Automóvil de Turín de 1948 el modelo 166, su primer auto de calle.

Fue un modelo exitoso y uno de los primeros que tuvo muy buena repercusión fuera de Italia, lo que ayudó a forjar la reputación de la marca en los Estados Unidos. Se produjo entre 1948 y 1950 y correspondía a la versión de calle de los 166 de competición (S y Mile Miglia).

El modelo tuvo variantes con carrocería cupé, aunque Stabilimenti Farina produjo tres ejemplares cabriolet y Bertone otro. También hubo versiones con diseños de Carrozzeria Touring, Ghia y Vignale.

Mecánicamente llevaba un motor V12 de 2 litros que entregaba una potencia de 90 caballos de fuerza que le permitía alcanzar los 150 km/h, y estaba acoplado a una caja manual de cinco velocidades.

Ferrari 250 GTO. El modelo más caro de la historia.
Ferrari 250 GTO. El modelo más caro de la historia.

Ferrari 250 GTO
Fabricado en 1962 este modelo es considerado como uno de los mejores deportivos de la historia y además posee el récord de ser el auto más caro de la historia, luego de que en una subasta un coleccionista pagara 48.405.000 dólares por el tercer ejemplar de los 36 que se construyeron.

La Ferrari 250 GTO fue la respuesta de la marca italiana para contrarrestar el avance del Jaguar Type-E. Para ello se le encargó el desarrollo a Giotto Bazzarrini, aunque fue Sergio Scaglietti el que terminó dándole las formas definitivas.

Su nombre se desglosa en dos partes; por un lado, el número “250” hace referencia a los centímetros cúbicos de cada uno de sus 12 cilindros (246,10 cm3), mientras que la sigla “GTO” significa Gran Turismo Omologata (en castellano, Gran Turismo Homologado).

Debajo de su capó, la GTO escondía un poderoso V12 de 3 litros, que entregaba una potencia de 300 caballos de fuerza y le permitía llegar a los 280 km/h de velocidad máxima.

Esta combinación mecánica y de chasis permitió que entre 1962 y 1964 el modelo le diera numerosas victorias a Ferrari en los campeonatos de gran turismo, como Le Mans (1962 y 1963) y los 1.000 kilómetros de Nürburgring (1963 y 1964), entre otros.

Ferrari Dino 208 GT. Serie lanzada en homenaje al hijo de Enzo Ferrari.
Ferrari Dino 208 GT. Serie lanzada en homenaje al hijo de Enzo Ferrari.

Ferrari Dino
Si hubo un hecho que marcó a Ferrari fue la muerte de su hijo Dino, a la temprana edad de 24 años, en 1956. A partir de ahí Enzo no pisó más un circuito carreras (seguía las carreras por televisión o radio).

En su homenaje, Enzo decidió llamar Dino a su nueva serie de modelos que llevasen motores con cilindros en V, ya que era un proyecto en el que venía trabajando su hijo antes de morir. Estos modelos contaron con la particularidad de llevar un logotipo único, con la leyenda “Dino”.

La primera serie de estos modelos fue la 206 GT, lanzada en el Salón de París de 1965. Este deportivo estaba equipado con un motor V6 de disposición central longitudinal, 2.0 litros que entregaba una potencia de 180 caballos de fuerza y alcanzaba los 235 km/h.

La serie Dino contó con varias evoluciones, como las 246 GT y GTS, y 308 GTB, GTS y GT4.

Ferrari Testarossa. Modelo emblemático de la década del 80.
Ferrari Testarossa. Modelo emblemático de la década del 80.

Ferrari Testarossa
El nombre Testa Rossa significa en castellano “Cabeza Roja”, y hacía referencia al color en que estaban pintadas las tapas de distribución en los autos de carrera. Esta Testarossa tuvo su nombre en homenaje a aquellos exitosos modelos de competición 500 y 250 Testa Rossa, que brillaron a finales de la década del 50.

Presentada en París, en 1984, la Ferrari Testarossa estaba equipada con el primer motor de 12 cilindros bóxer (horizontalmente opuestos) con 4 válvulas por cilindro.

Se trataba, además, del propulsor más potente en un deportivo de serie, con 390 caballos de fuerza y un torque máximo de 490 Nm que le permitían alcanzar los 290 km/h y acelerar de 0 a 100 en 5,8 segundos.

Fue diseñado por Pininfarina y uno de sus rasgos distintivos fueron las enormes toma de aire laterales, cuyas aletas invadían gran parte de ambas puertas para terminar en los guardabarros traseros.

Ferrari F40. Lanzada en 1987 en conmemoración del 40° aniversario de la marca.
Ferrari F40. Lanzada en 1987 en conmemoración del 40° aniversario de la marca.

Ferrari F40
La F40 se construyó en 1987 para celebrar el 40º aniversario de la marca italiana. Esta extravagante cupé, diseñada por Pininfarina, estaba fabricada principalmente de materiales compuestos.

Contaba con un enorme alerón y una gran luneta desde la que se podía ver el poderoso V8 3.0 de 478 caballos de fuerza y 577 Nm. La F40 volaba: 324 km/h y un poder de aceleración de 4 segundos para ir desde 0 a 100 km/h. Su mecánica, combinada con un chasis excepcional, le proporcionaron cualidades dinámicas similares a las de un auto de competición.

La F40 causó sensación en los admiradores de la marca, a tal punto que Ferrari debió confeccionar una lista de espera. De hecho, a fines de la década del 80, algunos ejemplares cambiaron de dueño por valores que superaban el millón de dólares.

La Ferrari F40 se fabricó hasta 1992, y en total fueron construidas 1.311 unidades, casi cinco veces más que la serie GTO.

Ferrari Enzo. Modelo lanzado en 2002, en homenaje a Enzo Ferrari
Ferrari Enzo. Modelo lanzado en 2002, en homenaje a Enzo Ferrari

Ferrari Enzo
En 2002 se unió a esta familia de deportivos con prestaciones extremas la Ferrari Enzo, un modelo en homenaje al creador de la marca que, como dato destacado, heredaba la última tecnología y conocimientos adquiridos de la Fórmula Uno.

La Enzo contaba con un motor V12 6.0 litros que desarrollaba 660 caballos de fuerza y le permitía llegar a los 350 km/h. Un gran aliado era el chasis, construido con paneles tipo sandwich en nido de abeja hechos de fibra de carbono y aluminio, que le proporcionaba los resultados deseados en rigidez, reducción de peso y seguridad.

Este modelo presentó un sistema aerodinámico activo que permitía modificar los ángulos del ala delantera y del spoiler trasero, según la velocidad y la maniobra para obtener mejor adherencia al suelo.

Un dato curioso: Michael Schumacher, heptacampeón de F-1, participó en el desarrollo del motor y la transmisión.

Ferrari Laferrari, primer modelo híbrido en la historia de la marca italiana.
Ferrari Laferrari, primer modelo híbrido en la historia de la marca italiana.

Ferrari LaFerrari
Se trata ni más ni menos que del primer modelo híbrido en la historia de la marca de Maranello. Fue lanzado en el Salón del Automóvil de Ginebra 2013, con una producción limitada a 499 unidades.

LaFerrari estaba equipada con un motor térmico V12 de 800 caballos de fuerza que se combina con otro eléctrico de 120 kW (163 caballos) para desplegar una potencia total de 963 caballos y un torque por encima de los 900 Nm. Superaba los 350 km/h y podía acelerar de 0 a 200 km/h en 6,9 segundos.

El motor eléctrico estaba acoplado a una caja automática de doble embrague de 7 velocidades. La batería, de 60 kilos, estaba ubicada en el suelo entre el conductor y el motor, y se recargaba al frenar o cuando el motor térmico producía más torque del necesario.

LaFerrari supo ser el modelo más rápido de la historia de la marca, aunque en 2019 fue superada por la SF90 Stradale, otra Ferrari híbrida (enchufable) con cuatro motores y 1.000 caballos de fuerza.

 

Por Hernán Oliveri – Clarín

14 agosto, 2020

NewsGP

Compartir en: